Cómo aumentar tu motivación para lograr objetivos

Dana Lane
January 22, 2024

Para muchas de nosotras, encontrar la motivación para alcanzar nuestros objetivos puede ser un desafío más ser todo un reto. Aunque sepamos lo que queremos, el camino puede estar plagado de obstáculos y no ser tan claro como imaginábamos. Históricamente, las mujeres han enfrentado barreras y estereotipos arraigados que limitaban sus roles y oportunidades en la sociedad. Pero, a pesar de los avances, las mujeres continúan enfrentando barreras en la consecución de sus objetivos tanto personales como profesionales. En muchas ocasiones, las diferencias en el entorno laboral, las responsabilidades familiares y los estereotipos de que se espera de nosotras, reducen el tiempo y la energía disponibles para avanzar en sus metas, dificultando su camino hacia el éxito. Estos factores combinados hacen que encontrar y perseguir objetivos sea más complicado para las mujeres, quienes deben sortear obstáculos adicionales en su búsqueda de realización personal y profesional.

La consecución de metas vitales es crucial para la salud mental y el bienestar en mujeres. Al perseguir objetivos significativos, se promueve un sentido de propósito y logro. La consecución de metas proporciona un marco estructurado que nutre la autoestima y la confianza, contribuyendo a una percepción más positiva de nosotras mismas. La satisfacción derivada de logros personales y profesionales fortalece la salud mental, estableciendo un equilibrio emocional que repercute positivamente en la calidad de vida general de las mujeres.

En este post veremos algunas claves para poder lograr tus metas y cómo aumentar tu motivación para lograr objetivos. Analizaremos cómo superar estos obstáculos y fortalecer la motivación, reconociendo la importancia de abordar estos desafíos para lograr el éxito personal y profesional.

Importancia de establecer y alcanzar metas significativas

En ocasiones, el camino hacia el logro de metas significativas se ve obstaculizado por la falta de claridad sobre lo que realmente queremos alcanzar ¿Alguna vez te has parado y reflexionado sobre donde quieres estar en el futuro? ¿Sobre qué es realmente importante para ti? Las mujeres a veces tendemos a priorizar las necesidades de otros, sus sueños, deseos y logros, perdiendo el foco en lo que también es importante para nosotras.

Por tanto, el primer paso para alcanzar nuestros objetivos será tener claros cuales son. Para muchas mujeres, la dificultad radica en definir con precisión sus objetivos. Esta falta de claridad puede deberse a presiones sociales, expectativas externas o incluso a la internalización de roles preestablecidos.  Estos objetivos no solo brindan dirección y propósito, sino que también fortalecen la autoestima y la confianza, empoderándonos para enfrentar desafíos con determinación. A través de metas bien definidas, se pueden superar obstáculos, cambiar paradigmas y contribuir significativamente a la construcción de un futuro satisfactorio.

El establecimiento de metas será la piedra angular de la motivación, pero ¿cómo tienen que ser esas metas? ¿cómo sabemos qué es importante para nosotras? Esas metas a largo plazo tienen que ser significativas, es decir, reflejar nuestros valores personales y estar alineadas con nuestra forma de entender la vida.

En este trabajo personal de descubrimiento, es fundamental realizar una reflexión personal para identificar pasiones, intereses y valores fundamentales. Preguntarse sobre lo que realmente importa, explorar nuestras fortalezas y nuestras habilidades y establecer prioridades. Es fundamental explorar qué metas tienen un impacto más significativo a largo plazo y coincidir con nuestros valores personales.

Este proceso de identificación de objetivos y metas no es estático, sino que los objetivos pueden cambiar a lo largo de la vida en función del crecimiento personal, las circunstancias vitales o las prioridades en cada momento. Probar diferentes actividades y roles permite descubrir lo que realmente se disfruta. Estar dispuesta a ajustar metas a medida que evolucionan los intereses y las circunstancias. Reconocer la necesidad de estos cambios y mantener cierta flexibilidad será fundamental para poder reajustar nuestro plan según las necesidades y no estancarnos en objetivos que han perdido el valor para nosotras.

Establecer objetivos a corto, medio y largo plazo

Una vez tenemos un objetivo, resultará fundamental trazar un camino hacia él. Establecer objetivos a corto, medio y largo plazo es esencial para mujeres en el aumento de la motivación, ya que proporciona una estructura que guía el camino hacia el éxito personal y profesional. A corto plazo, estos objetivos nos darán una medición tangible de nuestros logros, generando un impulso y aumentando nuestra motivación. A medida que consigamos esas metas intermedias, nos sentiremos más motivadas y satisfechas con el avance catalizando el impulso hacia las siguientes.

Para establecer estos objetivos a corto y medio plazo, es fundamental realizar un desglose de objetivos. Dividir metas grandes en tareas más pequeñas y manejables, para así facilitar la consecución progresiva y evitar la sensación de abrumadora de una meta mayor. Para que los objetivos para ser efectivos, podemos seguir la metodología SMART por sus siglas en inglés:

- Específico (Specific): las metas deben ser claras y específicas, evitando la ambigüedad. En lugar de establecer un objetivo difuso como "mejorar en mi carrera profesional", podemos ser más específicas con un objetivo como por ejemplo "obtener la certificación o titulación necesaria para acceder a otro puesto”.

- Medible (Measurable): es necesario poder cuantificar y medir los objetivos para evaluar el progreso. Establecer criterios tangibles ayuda a determinar si se ha alcanzado el objetivo. Por ejemplo, en lugar de decir "ponerme en forma", podría ser "realizar 45 minutos de ejercicio tres días por semana".

- Alcanzable (Achievable): Los objetivos deben suponer un reto, pero ser alcanzables. Es importante establecer metas que motiven, pero que también sean realistas en el contexto de las habilidades y recursos disponibles.

- Relevante (Relevant): como ya hemos comentado, los objetivos deben ser pertinentes y alinearse con los valores y metas más amplias. Establecer objetivos que realmente importen y contribuyan a los objetivos generales garantiza una mayor dedicación y motivación.

- Temporal (Time-bound): Cada objetivo debe tener un plazo definido. Esto proporciona un sentido de urgencia y ayuda a gestionar el tiempo de manera eficiente. Asignar fechas límite realistas para cada fase del objetivo, estableciendo un marco temporal claro y proporcionando una estructura de tiempo para el progreso. Por ejemplo, en lugar de decir "aprender un nuevo idioma", se podría establecer "aprender lo básico de un nuevo idioma en tres meses".

Desafío de las principales dificultades que nos dificultan la consecución de metas

Uno de las principales enemigas de la consecución de objetivos es la procrastinación. Este hábito de postergar tareas importantes puede minar la motivación y obstaculizar el progreso hacia metas significativas. Para superar la procrastinación, es crucial comprender sus raíces emocionales y cognitivas. En este sentido, la terapia digital puede ser una gran aliada para identificar las causas subyacentes de su postergación, ya sea el miedo al fracaso, la falta de confianza o simplemente la sobrecarga de responsabilidades.

La procrastinación a menudo está vinculada a factores emocionales, y abordar estos aspectos con la ayuda adecuada puede marcar la diferencia. Al adoptar estrategias proactivas y cultivar una mentalidad enfocada en el logro, es más sencillo aumentar la motivación y avanzar con determinación hacia nuestras metas

Estrategias para superar las expectativas limitantes

Superar expectativas limitantes es esencial para que las mujeres alcancen sus metas vitales. Muchas veces nos saboteamos a nosotras mismas con líneas de pensamiento rígidas y discursos limitantes que nos desmotivan e impiden avanzar en la consecución de nuestros objetivos. Las creencias limitantes son pensamientos arraigados que limitan la percepción de las propias capacidades y posibilidades.

Pueden ser pensamientos negativos relativos a la propia valía, la sensación de no ser suficientemente capaces, el miedo al fracaso, las comparaciones con los otros, una excesiva autocrítica o resistencias ante el cambio, limitando la disposición a adquirir nuevas habilidades, afrontar retos o responsabilidades.

Estas creencias suponen un freno en la consecución de objetivos puesto que inhiben la acción, es decir, pueden generar dudas que llevan a la procrastinación y a la evitación de tareas complejas. Además, pueden generar un bucle de autosabotaje, desencadenando patrones de comportamiento destructivos como evitar llevar a cabo determinadas acciones por miedo al fracaso o la realización de profecías negativas autocumplidas.

Superar estas creencias limitantes implica un trabajo consciente de autorreflexión y cambio de patrones de pensamiento negativos. El apoyo de terapeutas y tener redes de otras mujeres puede ser fundamental para este proceso, ayudando a transformar creencias limitantes en pensamientos más positivos y constructivos que impulsen la consecución de objetivos y la motivación personal y profesional.

Desarrollar habilidades y potenciar fortalezas

Desarrollar habilidades y potenciar fortalezas en mujeres desempeña un papel crucial en el aumento de la motivación para conseguir objetivos, ya que fortalece la autoconfianza, mejora la resiliencia y proporciona una base sólida para hacer frente a las distintas dificultades que pueden encontrarse por el camino.

Conocer nuestros puntos fuertes, ser capaces de consolidar nuestras habilidades y desarrollar nuestras actuará como amortiguador frente a los contratiempos. Nos permitirá ser mucho más resistentes y capaces de superar obstáculos, lo que contribuye a mantener la motivación incluso en momentos difíciles.

En este proceso será fundamental el autoconocimiento. Comprender las áreas en las que necesitamos mejorar brinda la oportunidad de enfocarnos en el crecimiento y desarrollo. Además, fomenta la honestidad con nosotras mismas y mejora la disposición para abordar nuestras debilidades de manera proactiva.

La capacidad para aprender de las experiencias difíciles y aplicar ese aprendizaje a futuros desafíos fortalece aún más su resiliencia. Cuando se enfrentan a situaciones difíciles, las mujeres con habilidades sólidas no solo resisten la presión, sino que también encuentran maneras innovadoras de adaptarse y evolucionar. Así, la no solo protege la motivación en momentos adversos, sino que actúa como un catalizador para un crecimiento personal duradero y una determinación renovada hacia la consecución de objetivos.

Gestionar el tiempo y la energía

Por supuesto, para mejorar nuestra motivación, es fundamental manejar de manera adecuada tanto nuestro tiempo como nuestra energía. Mantener el foco, evitar las distracciones y utilizar el tiempo de la manera adecuada.

Priorizar e identificar las tareas según importancia y urgencia para poder enfocarse en las actividades que tienen impacto directo en objetivos permite una mejor asignación de recursos. Así mismo, ser capaces de delegar las tareas cuando sea posible y por supuesto eliminar aquellas superfluas o que no nos ayuden a conseguir nuestros resultados.

Otro punto importante es el ambiente. Será fundamental crear un entorno de trabajo organizado y libre de distracciones contribuye a fomentar la concentración y la productividad. Integrar rutinas diarias que prioricen las tareas relacionadas con los objetivos y reconocer y celebrar los logros, por mínimos que sean, refuerza positivamente el proceso.

La gestión que hagamos del tiempo y la energía no solo ayudara a mejorar significativamente la motivación y la consecución de objetivos, sino que contribuirá a mantenerla a lo largo del tiempo de una manera positiva y saludable.

Establecimiento de límites y autocuidado

Podemos caer en la trampa de creer que podemos con todo y en ocasiones olvidamos una parte muy importante: cuidarnos a nosotras mismas. Priorizar el autocuidado, incluyendo descanso adecuado, alimentación saludable y ejercicio son fundamentales.

El autocuidado no es un lujo, sino una necesidad para mantener la motivación a largo plazo. Dedicar tiempo a actividades que recargan física y mentalmente, como el ejercicio, la meditación o el tiempo de calidad con seres queridos, contrarresta el agotamiento y mejora el bienestar general. Un estado de ánimo positivo derivado del autocuidado contribuye directamente a la motivación al proporcionar una perspectiva equilibrada y un impulso emocional.

Para poder equilibrar estas áreas, será esencial establecer limites claros para evitar la sobreexigencia. Las mujeres a menudo enfrentan múltiples roles y responsabilidades, y sin límites definidos, es fácil caer en la sobrecarga. Establecer límites ayuda a evitar el agotamiento y permite centrar la energía en metas específicas, lo que contribuye a mantener una motivación constante y sostenible.

Si tenemos claras nuestras metas y objetivos, será más fácil además aprender a decir NO a aquello que no nos aporta, compromisos no esenciales o actividades que realmente nos desgastan más de lo que nos recargan. Aunque al inicio pueda resultar difícil de poner en marcha, establecer limites y aprender a decir que no es una herramienta valiosa para mantenernos enfocadas y motivadas en lo que de verdad importa.

Autoafirmación, gratitud en la vida diaria y reforzamiento de los logros

La autoafirmación y la gratitud son estrategias para mejorar la motivación puesto que mejoran la autoestima, la confianza y proporcionan un bienestar emocional que nos permite cultivar una mentalidad positiva para mantener la motivación. Reconocer y apreciar las cosas positivas de la vida, tomándose un momento al día para reflexionar sobre ello, permite contrarrestar el estrés y negatividad que pueden darse en algunos momentos generando un mejor estado de ánimo.

La autoafirmación permite reforzar la autoestima y confianza permitiendo celebrar y reconocer los logros personales. Junto con la gratitud, fomenta un sentido de valía personal que permite apreciar las experiencias y momentos reconfortantes del día a día. Nos permite centrarnos en lo que tenemos en lugar de todo lo que nos falta y los obstáculos, de manera que mejora nuestra motivación intrínseca.

Pero sin duda, si hay un reforzador potente es el apoyo social y el compartir y reforzar nuestros logros. Compartir metas y progreso con amigos, familiares o colegas proporciona un apoyo y ánimo adicional y crea un sentido de responsabilidad compartida. En este sentido pueden ser muy útiles las redes de apoyo femeninas o comunidades con objetivos similares a los nuestros nos permitirá experiencias valiosas, aprendizajes y orientación cuando sea necesario.

Como la terapia puede ser útil en la mejora de la motivación

La terapia psicológica y la terapia digital desempeñan roles fundamentales en el empoderamiento de las mujeres hacia la consecución de metas personales y profesionales. La terapia proporciona un espacio seguro donde las mujeres pueden explorar y comprender patrones de pensamiento limitantes, superar miedos y abordar barreras emocionales que puedan obstaculizar el logro de sus objetivos. Los profesionales de la salud mental pueden ofrecer estrategias para gestionar el estrés, mejorar la autoestima y fortalecer la resiliencia.

La terapia digital, a su vez, amplifica el acceso a la ayuda psicológica, permitiendo a las mujeres recibir apoyo de manera conveniente y flexible a través de plataformas en línea. Aplicaciones y recursos digitales ofrecen herramientas prácticas, ejercicios de autocuidado y seguimiento del progreso, facilitando el desarrollo de habilidades emocionales y cognitivas. Todo ello contribuye a la construcción de una base emocional sólida, empoderando a las mujeres para superar desafíos y avanzar con confianza hacia la realización de sus metas personales y profesionales.

María Dominguez
Coordinadora Clínica
Comparte este artículo
Guía de salud

La voz de los expertos

Nuestro equipo de psicólogos acreditados ha creado toda una guía para ayudarte con todas tus dudas sobre salud femenina. Somos expertos en cada una de las etapas por las que las mujeres pasamos a lo largo de nuestra vida. Apoyamos a nuestras pacientes para superar la ansiedad, el miedo, el duelo y la pérdida, el bajo estado de ánimo o el estrés.

La consecución de metas vitales es crucial para la salud mental y el bienestar en mujeres. Al perseguir objetivos significativos, se promueve un sentido de propósito y logro. La consecución de metas proporciona un marco estructurado que nutre la autoestima y la confianza, contribuyendo a una percepción más positiva de nosotras mismas. La satisfacción derivada de logros personales y profesionales fortalece la salud mental, estableciendo un equilibrio emocional que repercute positivamente en la calidad de vida general de las mujeres.
Superar una pérdida significativa puede ser un proceso muy doloroso. El proceso de duelo tiene una serie de fases que suelen darse en estas situaciones y en las que puede resultar abrumador lidiar con la tristeza, la confusión y los desafíos emocionales. Esta guía ofrece consejos prácticos para navegar cada paso del proceso de duelo y, eventualmente, alcanzar la aceptación. Aunque asociemos el duelo a la muerte de un ser querido, también es común experimentar estas fases ante una ruptura amorosa, la muerte de una mascota, o la pérdida de cualquier tipo de vínculo significativo para nosotras.
Más allá de querer bajar de peso, verse delgada frente a un espejo, o comer de más cuando se tiene un mal día, existe un significado mucho más profundo. En este caso, emociones mal gestionadas que ocupan un lugar en el cuerpo. La comida en muchos de los casos, funciona como una cortina de humo que no nos deja ver el verdadero problema: una situación muy dolorosa o alarmante que la persona no ha podido poner en palabras.

Suscríbete a nuestra Guia de Salud

Te mantendremos informada sobre todo lo que tiene que ver con la tu salud mental.

Te acabas de suscribir.
Parece que algo ha ido mal, intentelo de nuevo