5 Fases del proceso de duelo para aceptar una pérdida

Dana Lane
March 28, 2024
4 min de lectura
Maria Dominguez Santos
03/2024
4 min de lectura

Las fases del duelo son una teoría propuesta por la psiquiatra suiza Elisabeth Kübler-Ross en su libro "Sobre la muerte y el morir" en la que describe las diferentes etapas emocionales por las que puede pasar una persona después de una pérdida significativa, como la muerte de un ser querido o una ruptura sentimental.

Sin embargo, algunas personas pueden experimentar diferentes fases, omitir algunas o experimentarlas en un orden diferente. Además, no todos experimentamos las fases del duelo, ya que este proceso es único y varía en función de la persona y de las circunstancias de la pérdida. Es importante recordar que no hay una forma correcta de pasar por el duelo y que cada persona necesita un tiempo y un espacio para procesar su dolor de manera única.

Fase 1. Negación

Esta primera etapa del proceso de duelo puede ser una verdadera trampa emocional. Durante esta etapa puede que se da una sensación de irrealidad, en la que no tenemos la sensación de cambio ni de pérdida. Suele ir acompañada además de un bloqueo e inexpresión emocional. Si experimentas estos sentimientos, lo mejor es reconocerlos y enfrentarlos de frente. Intenta buscar ayuda profesional si la necesitas.

El inicio del duelo es el reconocimiento de la pérdida. Es el momento en el que una mujer se enfrenta a la realidad de la pérdida y comienza a procesar las emociones asociadas con ella. Puede ser una experiencia abrumadora, ya que pueden surgir sentimientos de tristeza, negación o incluso ira. Es crucial permitirse sentir y expresar esas emociones de manera saludable, ya que reprimir los sentimientos puede prolongar el proceso de duelo.

Algunas estrategias útiles en esta fase pueden ser la expresión emocional y la búsqueda de apoyo social. Buscar el apoyo de personas cercanas y comprensivas puede ayudar a sentirse acompañada y comprendida durante este momento difícil. Hablar sobre sobre sus emociones con amigos, familiares u otras personas significativas puede ser muy beneficioso.

Por supuesto, si sientes que necesitas un espacio seguro para explorar tus sentimientos más profundos y recibir orientación profesional, la terapia con un psicólogo especializado puede ser una opción incluso en esta etapa para evitar complicaciones posteriores.

Fase 2. Ira

La fase de la ira es cuando surge el impulso en el interior para expresar un auténtico enojo tras sentirse abandonado. Estamos muy frustradas por haber perdido a nuestro ser querido, e inconscientemente buscamos a alguien o algo a quien culpar.

En esta etapa, es común experimentar una montaña rusa de emociones intensas, como tristeza profunda, culpa, ansiedad e incluso rabia. Es fundamental entender que esta gama de emociones es normal y parte del proceso de duelo. En muchos casos, podemos sentirnos culpables por no estar "bien" después de una pérdida, pero es importante recordar que el duelo es un proceso individual y lleva tiempo.

Puede ser util en esta etapa practicar la autocompasión, recordando que es normal y comprensible sentir estas emociones, aceptandolas sin juzgarnos a nosotras mismas para ayudar a reducir la culpa y la ansiedad.

De la misma manera, puede ser útil utilizar técnicas de relajación y manejo del estrés, como la respiración profunda, la meditación o el yoga, puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés asociados con las emociones intensas.

La clave es tratar de no enfocarse solo en esta etapa, ya que los sentimientos de ira pueden profundizar y acarrear consecuencias emocionales negativas si no se afrontan correctamente.

Fase 3. Negociación

La tercera fase comenzamos a procesar la pérdida, pensando en qué podriamos haber hecho para tener un resultado distinto o si fuera posible cambiar este desenlace. Empezamos a ser conscientes de que la situación ha cambiado y negociamos con nosotras mismas si podemos hacer algo para que sea diferente.

Aunque esta frase suele ser más breve, son muy comunes los momentos de fantasía o esperanza. Distinguir que es real y qué no será fundamental para poder seguir adelante.

Fase 4. Tristeza y depresión

La cuarta fase del proceso de duelo es la tristeza y la depresión. En este punto, es común sentir una profunda sensación de pérdida al abrirse paso subconscientemente hacia la realidad de que ya no hay una vuelta atrás. Comenzamos a comprender que la pérdida es irreversible y que debe encontrar una manera de seguir adelante con su vida sin la presencia física de lo que ha perdido.

Aceptar la realidad puede ser un desafío, pero es un paso crucial hacia la curación y la adaptación a una nueva normalidad. Estos sentimientos de desconsuelo son naturales, pero también pueden ser desconcertantes para quienes están experimentando el duelo.

En esta etapa son particularmente útiles los Grupos de apoyo terapeuticos con otras personas que también estén pasando por un proceso de duelo puede brindar un sentido de comunidad y comprensión, así como el Apoyo psicológico continuo para ayudar a procesar sus pensamientos y emociones, proporcionando un espacio seguro para explorar la pérdida y su impacto en su vida.

Fase 5. Aceptación

La quinta y última fase del proceso de duelo es la negociación, el ajuste y la redefinición. Durante este período, muchas vidas se reorganizan en torno al vacío creado por la pérdida. Esto incluye cambios en relaciones con los demás, cambios de prioridades y reconsiderar qué es importante para nosotras con respecto a nuestra vida. Para muchas de nosotras, el regresar a un estado normal tarda más tiempo que lo deseado. Asegúrate de tomarte el tiempo necesario para sanar antes de perseverar durante esta etapa difícil del duelo.

La recuperación significa aceptar la pérdida y reconocer el vacío que deja. Esto no significa que no experimentemos emociones desagradables o  que hayamos olvidado la pérdida, sino que somos capaces de retomar nuestra vida normal.

El apoyo social será parte fundamental del proceso de duelo y ayudará enormemente a reducir el sentimiento de soledad que experimentamos en estos momentos. Practicar la gratitud puede también ayudar a enfocarse en los aspectos positivos del día a día y aprender de la pérdida.

Por supuesto, aunque sintamos que hemos superado la parte más dura del duelo, continuar con el apoyo psicológico puede ser beneficioso para el crecimiento y recuperación del bienestar.

Terapia digital para el duelo y la pérdida

La terapia digital puede ser una herramienta valiosa para aquellos que experimentan pérdidas, especialmente en un mundo donde la distancia social y las restricciones pueden dificultar el acceso a la terapia tradicional. La  terapia digital ofrece una amplia gama de opciones para ayudar a las mujeres a sobrellevar su dolor y a avanzar en su proceso de duelo.

Puede ofrecer una amplia gama de opciones de tratamiento altamente personalizadas y efectivas, así como una gran flexibilidad y accesibilidad. Si estás pasando por una pérdida y te sientes abrumado, considera buscar ayuda de un terapeuta para que puedas recibir el apoyo y las herramientas que necesitas para avanzar en tu proceso de duelo.

En mential tenemos un programa personalizado para tí, con especialistas y una combinación de técnicas que te ayudarán a mejorar.

Guía de salud

La voz de los expertos

Nuestro equipo de psicólogos acreditados ha creado toda una guía para ayudarte con todas tus dudas sobre salud femenina. Somos expertos en cada una de las etapas por las que las mujeres pasamos a lo largo de nuestra vida. Apoyamos a nuestras pacientes para superar la ansiedad, el miedo, el duelo y la pérdida, el bajo estado de ánimo o el estrés.

En el competitivo mundo laboral de hoy, el estrés y la gestión del tiempo son dos factores cruciales que pueden influir significativamente en la productividad, la satisfacción laboral y, lo que es más importante, en la salud mental de los empleados.
‍El clima laboral no solo afecta la satisfacción y el compromiso de los empleados, sino que también influye en su salud mental y bienestar general. Un ambiente laboral positivo y de apoyo puede reducir el estrés, mejorar la moral y aumentar la productividad.

Suscríbete a nuestra Guia de Salud

Te mantendremos informada sobre todo lo que tiene que ver con la tu salud mental.

Te acabas de suscribir.
Parece que algo ha ido mal, intentelo de nuevo