El tratamiento del miedo y cómo afecta al cerebro

Dana Lane
February 27, 2023
7 mins de lectura

El cerebro almacena los recuerdos remotos del miedo en una estructura llamada amígdala, que es una parte del sistema límbico. La amígdala es responsable de procesar y almacenar información emocional, incluyendo el miedo. Cuando experimentamos un evento temeroso, la amígdala se activa y forma una memoria del evento, que luego puede ser recordada en el futuro.

El tratamiento psicológico para el miedo a menudo implica la exposición gradual al objeto o situación temerosa, ya sea a través de la terapia de exposición o de la terapia cognitivo-conductual. En el caso de las mujeres, el tratamiento puede ser adaptado para abordar las preocupaciones específicas relacionadas con el género, como el acoso o la violencia doméstica.

En la terapia de exposición, la persona es expuesta gradualmente al objeto o situación temerosa, comenzando con una exposición suave y aumentando gradualmente la intensidad. Este proceso puede ayudar a desensibilizar la respuesta emocional y reducir el miedo asociado con la experiencia.

En la terapia cognitivo-conductual, el enfoque se centra en la identificación y modificación de los pensamientos y comportamientos negativos asociados con el miedo. Esto puede incluir la identificación de pensamientos irracionales y la sustitución de estos pensamientos por otros más realistas y positivos.

En general, el tratamiento para el miedo implica un enfoque personalizado y gradual que se adapta a las necesidades y circunstancias individuales de cada persona. El tratamiento puede involucrar una combinación de enfoques, y puede ser muy efectivo en ayudar a las personas a superar sus miedos y mejorar su calidad de vida.

María Dominguez
Coordinadora Clínica
Comparte este artículo
Guía de salud

La voz de los expertos

Nuestro equipo de psicólogos acreditados ha creado toda una guía para ayudarte con todas tus dudas sobre salud femenina. Somos expertos en cada una de las etapas por las que las mujeres pasamos a lo largo de nuestra vida. Apoyamos a nuestras pacientes para superar la ansiedad, el miedo, el duelo y la pérdida, el bajo estado de ánimo o el estrés.

La consecución de metas vitales es crucial para la salud mental y el bienestar en mujeres. Al perseguir objetivos significativos, se promueve un sentido de propósito y logro. La consecución de metas proporciona un marco estructurado que nutre la autoestima y la confianza, contribuyendo a una percepción más positiva de nosotras mismas. La satisfacción derivada de logros personales y profesionales fortalece la salud mental, estableciendo un equilibrio emocional que repercute positivamente en la calidad de vida general de las mujeres.
Superar una pérdida significativa puede ser un proceso muy doloroso. El proceso de duelo tiene una serie de fases que suelen darse en estas situaciones y en las que puede resultar abrumador lidiar con la tristeza, la confusión y los desafíos emocionales. Esta guía ofrece consejos prácticos para navegar cada paso del proceso de duelo y, eventualmente, alcanzar la aceptación. Aunque asociemos el duelo a la muerte de un ser querido, también es común experimentar estas fases ante una ruptura amorosa, la muerte de una mascota, o la pérdida de cualquier tipo de vínculo significativo para nosotras.
Más allá de querer bajar de peso, verse delgada frente a un espejo, o comer de más cuando se tiene un mal día, existe un significado mucho más profundo. En este caso, emociones mal gestionadas que ocupan un lugar en el cuerpo. La comida en muchos de los casos, funciona como una cortina de humo que no nos deja ver el verdadero problema: una situación muy dolorosa o alarmante que la persona no ha podido poner en palabras.

Suscríbete a nuestra Guia de Salud

Te mantendremos informada sobre todo lo que tiene que ver con la tu salud mental.

Te acabas de suscribir.
Parece que algo ha ido mal, intentelo de nuevo