Problemas con la lactancia

Aunque se conocen los numerosos efectos positivos de la lactancia en la salud de los bebés y en la relación madre-hijo, este proceso puede conllevar un impacto en la salud mental de las mujeres que hasta el momento ha pasado a un segundo plano.

Problemas comunes con la lactancia materna
  • Dificultad para prenderse al pecho: El bebé puede tener dificultades para succionar o agarrarse al pecho correctamente, lo que puede causar dolor e incomodidad a la madre.
  • Producción insuficiente de leche: AAlgunas mujeres pueden no producir suficiente leche para alimentar a su bebé, lo que puede generar ansiedad y estrés.
  • Mastitis: Es una infección de la mama que puede ser muy dolorosa.
  • Pezones agrietados: Los pezones pueden agrietarse y doler debido a la succión del bebé.
  • Obstrucción de los conductos lactíferos: Los conductos lactíferos pueden obstruirse, lo que puede causar dolor e inflamación.
  • Presión sobre la lactancia: En ocasiones tanto el entorno como los profesionales de salud insisten en los beneficios de la lactancia como forma de nutrición para el bebé sin considerar las preferencias o necesidades de las madres.

Incluso si no se están experimentando problemas para alimentar a su bebé o sentir estrés por las expectativas asociadas, las dificultades propias de la lactancia materna, como la falta de sueño, pueden desencadenar o empeorar dificultades psicologicas. Dado que los problemas de salud mental después del parto tienen consecuencias negativas significativas tanto para las madres como para sus hijos, es fundamental mejorar el bienestar de las mamás en esta etapa.

Impacto en la salud mental femenina

Los problemas con la lactancia materna pueden tener un impacto negativo en la salud mental de la mujer, incluyendo:

  • Depresión posparto: La depresión posparto es una enfermedad mental que puede afectar a lasmujeres después del parto. Se asocia al abandono de la lactancia materna y en algunas ocasiones, las dificultades en la lactancia materna enmascaran estos síntomas. Además, la culpa o la sensación de no cumplir con las expectativas asociadas a la lactancia materna pueden favorecer la depresión posparto. Por tanto, la relación entre los síntomas depresivos en este momento vital y la lactancia es bidireccional.
  • Ansiedad: La ansiedad es una sensación de preocupación o nerviosismo que puede ser intensa y persistente y puede desencadenarse tras el parto. Elevadas concentraciones de cortisol, una hormona vinculada al estrés y la ansiedad, disminuyen la sensibilidad a la insulina, lo que a su vez afecta la producción de leche materna.
  • Disforia: los nuevos estudios apuntan a que muchas mujeres experimentan sensaciones de incomodidad, angustia e incluso tristeza segundos después de iniciar la lactancia. Ello puede provocar rechazo ante el momento de la lactancia, disminuir la frecuencia y duración de las tomas y genera un enorme malestar respecto a no estar proporcionando lo mejor para sus hijos.
  • Baja autoestima: La baja autoestima puede ser un problema para las mujeres que tienen dificultades con la lactancia materna. Puede afectar a las creencias de su propia capacidad como madre y al impacto en su identidad de madre al sentir que no es capaz de alimentar a su bebé de manera natural.
  • Aislamiento social: La presión del entorno sobre como debe alimentar a su bebe, de lo que implica no poder hacerlo o no disfrutarlo o la sensación de no estar haciendo lo correcto, puede provocar un aislamiento de sus amigos y familiares por vergüenza o frustración.

A pesar de los beneficios de la lactancia, los efectos en la salud mental de las madres relacionados con la presión para dar el pecho pueden ser más dañinos y superar los posibles beneficios físicos de la lactancia materna en sí misma. Es importante considerar los cambios hormonales que se dan en este momento y en el contexto social familiar, así como apoyar a las mujeres para que continúen dando el pecho si así lo desean sin que ello impacte en su salud mental.

Tratamientos de salud mental

Por qué Mential

Recupera la calma con sólo 5 minutos al día.
Fácil y rápido desde tu móvil. Seguimiento y apoyo diario con objetivos claros. Programa corto de 4 meses.

Programa Mential Care
19€/mes
Duración 4 meses. Incluye:
done
Match inteligente con tu psicólogo certificado
done
Chat con tu psicólogo
done
Tratamiento personalizado
done
Apoyo con ejercicios diario
done
Seguimiento de objetivos
done
Comunidad virtual
Programa Mential Care Plus
259€/mes
Duración 4 meses. Incluye:
done
Todo lo que incluye Mential Care
done
Sesiones online con tu psicólogo
done
Terapia de grupo
Programas

Programa de 4 meses

Nuestros programas de 16 semanas utilizan objetivos semanales para ayudarte a abordar tu salud mental desde diversos ángulos, al mismo tiempo que te ayuda a a desarrollar habilidades y hábitos para prevenir recaídas.

Basándonos en la evaluación continua dentro del proceso, se va creando un plan de tratamiento individualizado que incluye una combinación de terapia digital, con el apoyo del psicólogo que mejor se adapte a ti y el número de sesiones óptimas para el tratamiento.

Tu programa es personalizado y de seguimiento diario, en base a ejercicios muy sencillos que podrás realizar desde tu móvil. Además podrás hablar con tu psicólogo por chat o videoconferencia cuando lo necesites.

No esperes más, si tienes dudas, ponte en contacto con tu psicólogo gratis.

Cómo funciona

Pedir ayuda no es fácil

Cambia las reglas del juego y toma el control de tu vida. Comienza tu viaje hacia una mejor salud mental con un programa a tu medida
01

Preséntate

Evalúa gratis tus síntomas y háblanos de lo que te preocupa

02

Diagnóstico

Recibe tu primera evaluación gratis con recomendaciones personalizadas

03

Da el paso

Empieza tu programa con tu ruta personalizada y objetivos semanales

03

Comparte

Entra en nuestra comunidad, comparte tu experiencia y recibe apoyo

Guía de salud

La voz de los expertos

Nuestro equipo de psicólogos acreditados ha creado toda una guía para ayudarte con todas tus dudas sobre salud femenina. Somos expertos en cada una de las etapas por las que las mujeres pasamos a lo largo de nuestra vida. Apoyamos a nuestras pacientes para superar la ansiedad, el miedo, el duelo y la pérdida, el bajo estado de ánimo o el estrés.

Si te preocupa la salud mental de tu hijo, evalúa su conducta lo antes posible mediante un cuestionario.
Es nuestra responsabilidad como adultos velar por la salud integral de los menores a nuestro cargo. Lamentablemente, los niños y los jóvenes suelen tener trastornos del estado de ánimo a menudo sin tratar que afectan en gran medida su vida adulta.
Desde el nacimiento, los niños son increíbles aprendiendo nuevas habilidades. Y además de aprender, van ganando confianza a la hora de usarlas. A medida que un niño crece, esta confianza puede ser tan importante como la habilidad misma. Para tener éxito, los niños necesitan creer en sus propias habilidades sabiendo que si fallan, pueden superar la situación. Cuando los niños experimentan que son buenos en algo y que pueden recuperarse de los errores, desarrollan una autoestima saludable.