¿Cómo ayudo a mi hijo en su desarrollo?

Dana Lane
January 25, 2023
5 min de lectura

Las investigaciones muestran que la salud mental positiva puede mejorar las habilidades sociales y de razonamiento de los niños. Si queremos que nuestros hijos crezcan y se conviertan en jóvenes positivos y seguros de sí mismos, tenemos que desarrollar su salud mental tanto como la física. Aqui os dejo ocho formas de conseguirlo.

Déjalos que se diviertan y combina con el aprendizaje

Los niños tienen que poder jugar con amigos y juguetes. El tiempo de juego desarrollará la creatividad, el autocontrol, el aprendizaje y las habilidades para resolver problemas. Jugar activamente con juguetes y hacer juegos con amigos también puede ayudar a la salud física y mental de tu hijo.  Los niños necesitan compañeros de juego para aprender a llevarse bien con los demás. Jugar con sus compañeros les da sentido de pertenencia y les ayuda a descubrir sus fortalezas y debilidades. Aunque la escuela y las tareas son importantes también, no debes olvidar dejarlos jugar con sus compañeros. Cuando se trata de la escuela, puedes mezclar relativamente el tiempo de juego con el aprendizaje. Una forma de ayudar a los niños a concentrarse y aprender, es entretenerlos. Por ejemplo, puedes alentar a los niños a que les guste la aritmética presentándoles juegos matemáticos en su rutina de aprendizaje. Los niños aprenden mucho mejor cuando los métodos de aprendizaje son atractivos y además irán mucho más contentos a la escuela. Y es que los educadores juegan un papel muy relevante en la salud mental de los niños. Los niños pasan mucho tiempo con maestros y mentores y buscan el apoyo de estas personas. El estilo de enseñanza del maestro debe ser de apoyo y promover el desarrollo individual de cada niño. Como padres, podemos y debemos hablar con los maestros para ayudarlos a comprender las necesidades de nuestros hijos. Si tu hijo tiene dificultades con las matemáticas, el maestro debería poder detectarlo y decírtelo y así podéis trabajar juntos para crear el entorno de aprendizaje perfecto y aumentar la confianza de tu hijo.    

Critica el comportamiento, no a los niños  

Lo que les dices a tus hijos puede afectar su salud emocional. Tenemos que tener paciencia dar instrucciones claras a nuestros hijos a la hora de afrontar nuevos retos, o no siempre sabrá qué hacer. Si comete un error, usa palabras como "eso no está bien" en lugar de "eres un chico o chica malo". Hablarles constantemente en estos términos les baja la autoestima, les hace pensar que no son lo suficientemente buenos y, a veces, incluso los insulta. En su lugar, debemos corregir el mal comportamiento explicándoles por qué está mal hacer ciertas cosas, y poner límites claros.

Ayúdalos a independizarse

Los padres solemos apresurarnos a ayudar a nuestros hijos con un problema o tarea cada vez que nos piden ayuda. En lugar de esto, debemos animarlos a descubrir por sí mismos primero las cosas. Si se atascan, siempre puedes intervenir y decirles qué pueden hacer diferente la próxima vez. Confía en los niños y mira cómo resuelven sus propios retos. Si tienen dificultades con algunas tareas, elogie sus esfuerzos y anímalos a hacerlo mejor la próxima vez.  Los niños mejoran y mucho, con los elogios de los padres, los maestros e incluso los hermanos mayores. Los elogios regulares ayudarán a desarrollar la autoestima de tu hijo. Hazles saber que están bien, refuerza su confianza y mejorarán su autoestima. Es importante que les felicitemos a menudo.

Evita la comparación  

Los niños aprenden y crecen a su propio ritmo. Hay que evitar compararles con sus amigos, hermanos, primos, vecinos u otros niños. Las comparaciones les pueden hace sentir como un fracaso o que no son lo suficientemente buenos. Las comparaciones constantes les bajan la autoestima y les hacen pensar menos en sí mismos.  

Promueve la actividad física  

Ya sabemos que existe una conexión entre la salud física y la salud mental o el crecimiento. La actividad física mejora la energía, el estado de ánimo y la salud mental general de un niño. Aprovecha para salir a caminar o jugar con tu hijo y hable con él sobre las cosas que le importen. Enséñele a tu hijo la importancia de mantenerse hidratado, comer una dieta sana y equilibrada y descansar lo suficiente.

María Dominguez
Coordinadora Clínica
Comparte este artículo
Guía de salud

La voz de los expertos

Nuestro equipo de psicólogos acreditados ha creado toda una guía para ayudarte con todas tus dudas sobre salud femenina. Somos expertos en cada una de las etapas por las que las mujeres pasamos a lo largo de nuestra vida. Apoyamos a nuestras pacientes para superar la ansiedad, el miedo, el duelo y la pérdida, el bajo estado de ánimo o el estrés.

La consecución de metas vitales es crucial para la salud mental y el bienestar en mujeres. Al perseguir objetivos significativos, se promueve un sentido de propósito y logro. La consecución de metas proporciona un marco estructurado que nutre la autoestima y la confianza, contribuyendo a una percepción más positiva de nosotras mismas. La satisfacción derivada de logros personales y profesionales fortalece la salud mental, estableciendo un equilibrio emocional que repercute positivamente en la calidad de vida general de las mujeres.
Superar una pérdida significativa puede ser un proceso muy doloroso. El proceso de duelo tiene una serie de fases que suelen darse en estas situaciones y en las que puede resultar abrumador lidiar con la tristeza, la confusión y los desafíos emocionales. Esta guía ofrece consejos prácticos para navegar cada paso del proceso de duelo y, eventualmente, alcanzar la aceptación. Aunque asociemos el duelo a la muerte de un ser querido, también es común experimentar estas fases ante una ruptura amorosa, la muerte de una mascota, o la pérdida de cualquier tipo de vínculo significativo para nosotras.
Más allá de querer bajar de peso, verse delgada frente a un espejo, o comer de más cuando se tiene un mal día, existe un significado mucho más profundo. En este caso, emociones mal gestionadas que ocupan un lugar en el cuerpo. La comida en muchos de los casos, funciona como una cortina de humo que no nos deja ver el verdadero problema: una situación muy dolorosa o alarmante que la persona no ha podido poner en palabras.

Suscríbete a nuestra Guia de Salud

Te mantendremos informada sobre todo lo que tiene que ver con la tu salud mental.

Te acabas de suscribir.
Parece que algo ha ido mal, intentelo de nuevo